Seleccionar página

¿Qué mejor para subir la autoestima que recibir muestras de cariño?. Pues esto justamente es lo que se pretende conseguir con esta actividad en la que tanto alumnado como profesorado tienen que dejar mensajes de cariño. El Cariñograma es una técnica para entrenar la socialización positiva desarrollando habilidades emocionales de autoconocimiento y expresión emocional, aspecto fundamental para el desarrollo de un autoconcepto y autoestima positiva.

El objetivo de la actividad es descubrir las actitudes y cualidades positivas propias y de las demás personas y ponerlas de manifiesto a través de la felicitación, el agradecimiento y pedir disculpas. Para ello, se elabora un mural en el que aparezcan representados todos los alumno/as y profesores/as que imparten clase en cada grupo-aula. La decoración del mural es libre, se deja a la elección del alumnado y se pegan en el mismo tantos sobres individuales (con el nombre de la persona) como alumnos/as y profesores/as haya en el aula.

La elaboración de los murales (uno por aula) se realizó por el alumnado de 2º curso del Ciclo de Mediación Comunicativa y por la profesora María Borrego. Una vez preparado el mural con los sobres individuales de cada miembro del grupo, cada persona tenía que escribir en un papel la información que quería hacerle llegar a otro miembro del grupo (de forma anónima o con identificación personal). Se tenían que escribir notas positivas a otros miembros de clase para darles ánimos, valorar sus cualidades positivas, agradecer… y se tenían que introducir en el sobre del alumno/a o profesor/a a quien iban dirigidos. Los mensajes tenían que transmitir un sentimiento positivo (una felicitación, un elogio, una muestra de cariño, un agradecimiento, etc.) y no podían contener reproches o justificación para conductas inadecuadas.

A partir de este momento se dejó vía libre para que quien quisiera lo pudiese hacer, pero haciendo hincapié en el compromiso de mandar “cariñogramas” a lo largo del curso escolar (hasta el periodo de prácticas) a las personas del propio grupo (2º A y 2ª B del C.F.G.S de Mediación Comunicativa).

El resultado está siendo muy satisfactorio. Por parte del alumnado, como una manera de hacer llegar a los demás compañeros/as sentimientos positivos sobre ellos, de generar en ellos emociones agradables, de reforzar la autoestima y de realizar una comunicación emocional normalizada. En relación al profesorado, como una forma de hacer llegar a los/as alumnos/as agradecimientos por su entrega y colaboración, o para valorar de forma positiva la actitud o el comportamiento de algún alumno/a.

De esta forma trabajamos las emociones positivas y la socialización en el aula tanto entre alumnado como profesorado, en definitiva, es una manera divertida de fomentar en clase el diálogo, la sonrisa, el respeto…

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar